Heroes to honor

Como directores de proyecto queremos tener con nosotros a los mejores y sacar lo mejor de nuestro equipo. En muchas ocasiones el equipo nos viene dado, no podemos elegirlo. Esto hace que el ser capaz de sacar lo mejor de él se convierta en una cualidad vital.

Hay una reflexión atribuida a Winston Churchill, que yo me permito cambiar para llevarla a nuestro terreno, que puede ayudarnos a que nuestro equipo de lo mejor de sí mismo:

An organization that fails to honor its heroes, soon will have no heroes to honor.

La cita original iba dirigida a una nación, pero se puede aplicar a cualquier organización y muy especialmente a las empresas. Cuando acumulas experiencia en diferentes compañías te vas dando cuenta de que esta es una de las características que más diferencia a unas de otras. Y que la cita recoge una verdad tan sólida que casi podría considerarse un axioma.

Si una organización cuida a sus héroes, a sus mejores y más esforzados miembros, se creará una cultura de dedicación, calidad y buen desempeño. Por el contrario, si no se hace nada por respaldar, agradecer y premiar el buen desempeño, a medio y largo plazo el rendimiento global de la organización se verá afectado.

¿Qué es aquello que mueve a alguien a dar lo mejor de sí mismo? En los héroes es algo interno, una motivación y convicción personal e íntima en dar lo mejor de cada uno para lograr el objetivo deseado. Y los héroes, ¿nacen o se hacen? Pues yo creo que las dos cosas pueden darse. Ante la tarea de lograr un objetivo:

  1. Hay personas que llevan interiorizado el hacer las cosas bien y con máxima dedicación.
  2. También hay personas que si se las apoya y anima, descubren lo gratificante y estimulante que es esforzarse por lograrlo.

Ambos tipos de personas tienen algo en común: si no se cuidan, su actitud cambia. Cada uno de forma diferente, pero en ambos casos el rendimiento final se ve afectado:

  1. Se alejan en busca de otros proyectos en que encuentren consideración. Son personas con un sentido muy alto de la justicia y no toleran trabajar donde no se da valor al trabajo bien hecho.
  2. Dejan de disfrutar o ver sentido en el esfuerzo por hacer bien las cosas y se dejan llevar por la indiferencia y la falta de motivación.

Si de verdad queréis tener en vuestro equipo a héroes, a personas dedicadas, que trabajen con calidad e interesadas en trabajar para conseguir el objetivo común, no dudéis en cuidarlas, premiarlas y darles los honores que merecen. Además de conseguir retener a vuestro lado a los mejores, tendréis los argumentos, autoridad y apoyo necesarios para corregir aquellos comportamientos que no se ajusten al estándar de dedicación y calidad del proyecto que buscáis.

hero medal

 

 

Nota de la autora:

Lamentablemente por motivos personales y profesionales, he dejado desatendido este blog.

Sé que la ausencia de disciplina en la publicación es la mejor forma de hacer que un blog no funcione, pero vamos a pensar que estamos ante una nueva manera de utilizar esta herramienta. No será disciplinada, pero sí seguirá siendo lo que siempre pretendió, una forma de compartir reflexiones y aprendizajes. ¡Gracias!

Anuncios